Tetris

Tetris (en ruso, Те́трис) es un videojuego de tipo puzzle originalmente diseñado y programado por Alekséi Pázhitnov en la Unión Soviética. Fue lanzado el 6 de junio de 1984,  y su nombre deriva del prefijo numérico griego tetra– (todas las piezas del juego, conocidas como Tetrominós que contienen cuatro segmentos) y del tenis, el deporte favorito de Pázhitnov.

En el Tetris se juega con los tetrominós, el caso especial de cuatro elementos de poliominós. Los poliominós se han utilizado en los rompecabezas populares por lo menos desde 1907, y el nombre fue dado por el matemático Solomon W. Golomb en 1953. Sin embargo, incluso la enumeración de los pentominós data de la antigüedad.

La edición número 100 del Electronic Gaming Monthly tuvo al Tetris en el primer lugar como el “mejor juego de todos los tiempos”. En 2007, Tetris ocupó el segundo lugar en los “100 mejores videojuegos de todos los tiempos” para IGN. Ha vendido más de 170 millones de copias…

La mecánica del juego consiste en colocar los distintos tetriminos, figuras geométricas compuestas por cuatro bloques cuadrados unidos de forma ortogonal, las cuales se generan en el área superior de la pantalla. Estas van cayendo y aunque el jugador no puede impedir esta caída, puede decidir la rotación de la pieza (0°, 90°, 180°, 270°) y en qué lugar debe caer. Cuando una línea horizontal se completa, esa línea desaparece y todas las piezas que están por encima descienden una posición, liberando espacio de juego y por tanto facilitando la tarea de situar nuevas piezas. La caída de las piezas se acelera progresivamente. El juego acaba cuando las piezas se amontonan hasta llegar a lo más alto, interfiriendo la creación de más piezas y finalizando el juego.

Efectos mentales del Tetris

De acuerdo con el Dr. Richard Haier, jugar al Tetris de forma prolongada puede llevar a una actividad cerebral más eficiente durante el juego.

La primera vez que se juega al Tetris, aumentan la función y actividad cerebral, incrementándose también el consumo de energía y glucosa por parte de este. A medida que el jugador de Tetris se vuelve más hábil, el cerebro reduce su consumo de energía y glucosa, indicando una actividad cerebral más eficiente para el juego. Jugar al Tetris de forma moderada (media hora al día por un período de tres meses) incrementa las funciones cognoscitivas tales como “pensamiento crítico, razonamiento, procesamiento del lenguaje”, elevándose también el espesor de la corteza cerebral.

El juego puede provocar que se imaginen combinaciones de Tetris de forma involuntaria aun cuando no se esté jugando (el llamado Efecto Tetris), aunque esto puede ocurrir con cualquier videojuego o situación real que proyecte las imágenes o escenarios de forma repetida, tales como rompecabezas.

Fuente: Wikipedia

2017-02-06T11:23:25+00:00 06/02/2017|Juegos|